Buscar en el Blog (Todo lo que buscas esta Aqui)

El problema de fondo de los presupuestos europeos

El problema de fondo de los presupuestos europeos  radica en una alarmante falta de solidaridad y un agobiante déficit de perspectivas. El sistema europeo establece que haya países netamente aportadores de dinero, como es el caso de los más ricos –Alemania, Holanda, Dinamarca, Austria o Suecia– y que otros países se conviertan en receptores. Ello provoca que los más ricos siempre peleen para reducir sus aportaciones y los más pobres lo hagan para aumentarlas.

Pero para que los países actualmente más ricos, que ya lo eran hace décadas, hayan continuado acumulando riquezas ha sido necesario que los más pobres se integraran en Europasuprimiendo de esta forma aranceles y otro tipo de protecciones, para que las grandes corporaciones invadieran sus mercados. Los países del sur de Europa y de la antigua Europa Oriental han sido durante décadas literalmente expoliados, aprovechando lo que de ellos más se necesitaba y utilizándolos como mercado y mano de obra barata. 
Pero no solo las pretensiones de los países más ricos son radicalmente insolidarias, sino que también son marcadamente irresponsables. Reino Unido, desde antes incluso de Margaret Thatcher, siempre mantuvo que las aportaciones a la Unión Europea eran excesivas. Aquella retahíla política que tan buenos beneficios generó con victorias políticas puntuales, como en tiempos de la Dama de Acero, al conseguir una reducción de las aportaciones británicas a los presupuestos europeos, ha terminado hoy con Reino Unido fuera de Europa. 
Como ocurre a nivel global, en el que lo importante se centra en el PIB, en su crecimiento, Europa, como el resto del mundo, no están entendiendo nada. Están olvidando lo esencial: la pobreza, la desigualdad, el medio ambiente, la justicia, la mujer, la defensa, la sanidad, la educación o la cultura
Fuente:@luisgonzaloseg

0 comentarios:

Publicar un comentario