Buscar en el Blog (Todo lo que buscas esta Aqui)

Como Funciona la Bolsa de Valores.

.¿Qué es la Bolsa de Valores?

La BMV es un espacio donde unas empresas piden prestado y otras buscan socios. Pueden participar inversionistas medios o altos y ahora también pequeños gracias a los fondos de inversión

Personas que no están relacionadas, al menos de manera directa, con el mundo de las finanzas tienen por lo regular visiones cercanas, o en el peor de los casos equivocadas, de lo que es la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Arturo Rueda, catedrático y asesor financiero, pregunta en su libro Para entender la bolsa "Cómo se imagina la gente un día en la Bolsa
Tal vez... ¿Una multitud conglomerada en un sitio específico en un extraño ajetreo? ¿Números, papeles, precios, cotizaciones, porcentajes y gráficas? ¿Ganancias fabulosas? ¿Pérdidas rápidas y cuantiosas?"

ELUNIVERSAL.com.mx conversó con Eduardo Riveroll, director de promoción de Grupo Especializado en Futuros y otros derivados. Con su voz y de la mano de Rueda, trataremos de hacer más digerible el tema.

El sistema financiero

Antes de definir qué es la Bolsa, Riveroll decide aclarar primero la manera en que funciona un sistema financiero en cualquier parte del mundo.

“Un sistema financiero está diseñado para permitir la transferencia de recursos desde donde se encuentran hacia el lugar en el que hacen falta”.

En cualquier sistema financiero -distingue- hay dos formas en que esto ocurre: “una es la bancaria, es decir, cuando el banco presta dinero a través de tarjetas y sus demás mecanismos; allí, ese dinero que presta a su vez lo pidió prestado”.

El otro mecanismo es el mercado de valores: “ahí el dinero va directo, ya que aquí un inversionista se lo presta directamente a las empresas, el paso sí es directo y es riesgo del inversionista”.

Describe que “si una empresa no paga una deuda adquirida en el mercado de valores no se la paga al inversionista, mientras que en la banca se genera una cartera vencida, ya que el banco no puede alegar que no le pagaron para que te pague a ti como ahorrador”.

Entonces ¿qué es la Bolsa?

Según explica Arturo Rueda, la Bolsa es “un conjunto planificado de alternativas de ahorro y financiamiento con las cuales el público puede recibir premios moderados y seguros o rendimientos arriba del promedio de ciertos parámetros”.

Para Eduardo Riveroll, la Bolsa tiene dos mecanismos: “uno donde las empresas piden prestado y el otro donde las empresas buscan socios”.

Añade que la Bolsa “es el lugar donde este proceso se realiza de una forma ágil, ordenada y transparente, donde se produce toda la información relevante para que el inversionista pueda decidir si le presta a una empresa o se convierte en su socio”.

¿Quién puede participar en la Bolsa?

“Básicamente cualquier persona”, responde Riveroll. Sin embargo, el entrevistado dice que la persona debe estar consciente del riesgo, ya que de ninguna manera se le garantiza una ganancia o el pago de las deudas que la empresa genere.

“Los que entran en bolsa son inversionistas grandes o medianos cuando lo hacen en forma directa, mientras que inversionistas de menor tamaño pueden entrar a través de sociedades de inversión en las que reciben asesoría de expertos”.

La Bolsa ¿un juego de azar?

En palabras de Arturo Rueda, si bien los mecanismos y las operaciones de la Bolsa pudieran parecer complicados, el mercado de valores “no tiene mayores misterios ni representa semejanzas con juegos de azar o apuesta en los que se puedan ganar o perder fortunas en una sesión”.

Por su parte, Riveroll acepta que en la Bolsa existe “una carga muy fuerte de expectativas, mismas que se manifiestan en el precio de las acciones”.

Una empresa “se mueve por lo que realmente vale” es decir, sus activos y sus ventas, pero también “por la expectativa de que crezca y produzca más utilidades”.

Sin embargo, el entrevistado también rechaza la idea de comparar la Bolsa con un juego de azar: “a menos que ocurra una desgracia en todo el país (como en la crisis del 29 o la devaluación de los setenta en México) una persona no pierde mucho dinero”.

Calcula que “sólo cuando se entra con la visión de un mercado especulativo, a corto plazo, es cuando se pueden perder grandes cantidades de dinero, pero en general, los inversionistas entran con una visión patrimonial de largo plazo”.

De cualquier forma, Riveroll es tajante: “la Bolsa no es un lugar donde se hacen fortunas de la noche a la mañana”.

Y si no participo ¿en qué me afecta?

A la pregunta sobre si las alzas o las bajas de la Bolsa afectan a los ciudadanos comunes y corrientes (no inversionistas) Riveroll respondió que no, sin embargo, el mercado de valores “sí funciona como un indicador, como un termómetro”.

Los movimientos de la Bolsa “muestran lo que piensa la mayoría del público inversionista, de la gente que tiene dinero y lo que puede ocurrir con el valor de las empresas”.

Además, “manifiesta que en las empresas más grandes de México puede haber una retracción económica y por lo tanto una baja de utilidades, lo que significa un foco rojo para la mayoría de la población”.

La Bolsa ha bajado ¿por qué?

En últimas fechas, la BMV ha sufrido de caídas que superan el 4% en su Índice de Precios y Cotizaciones.

El entrevistado expone que en nuestro país, el Banco de México aplica el “corto” para retirar circulante y con ello evitar la inflación. En Estados Unidos se detiene circulante con la subida de la tasa de referencia, esa tasa con la que se financian los bancos.

“Si ésta es muy alta, lo bancos tienen que prestar más alto y entonces la gente ya no pide crédito, ya no consume”, detalla.

“Si una persona tiene una tasa que considera lo suficientemente alta, pues se queda en títulos de deuda y no se mete al mercado, evita el riesgo”. En contraste, “si las tasas se caen estimulan al inversionista a tomar un poco más riesgo”.

Y traslada su ejemplo a la situación actual: “como el temor ahora es que la inflación reaccione en los EU, todo mundo espera que el Banco Central incremente las tasas, por lo tanto eso no estimula a que metan acciones, ya que las tasas son más atractivas”.

Si tal fenómeno ocurre a nivel mundial “el dólar sube y por lo tanto el resto de monedas también, es el efecto dominó”. Por ello, la Bolsa en los últimos días bajó.

0 comentarios:

Publicar un comentario